viernes, 23 de mayo de 2014

Reaundación de trabajos en la Mina de Alcaudete. Estudio de la galería principal.


Tras unos meses de parada  por fin hemos retomado las exploraciones en la Mina de Alcaudete en Carmona. Como primer objetivo queremos culminar un levantamiento topográfico completo de toda  la mina, hasta donde sea posible, cosa que no es tarea fácil dada las dimensiones de esta increible obra hidráulica. Paralelamente hemos ido  recabando datos morfológicos y rastros físicos  que nos ayuden a entender  el proceso constructivo  de las galerías y sus sucesivas modificaciones a lo largo del tiempo. Actualmente  ya hay 2.830  metros de galerías topografiadas, quedando pendiente al menos 500 metros más, por lo que ya podemos asegurar que la longitud total de la mina supera con creces  los 3.000 metros.
Parece evidente que la mina tiene varias  fases o ampliaciones   seguramente construidas en distintas épocas  pero creo (por algunas evidencias) que dentro de la dominación romana de la zona. La galería  principal del acueducto  discurre desde los molinos en dirección noroeste y  tiene unas dimensiones medias de 4 metros  de altura por sesenta centímetros de anchura, llegando en algunos puntos a los 4,5 metros y un desarrollo inicial  hasta un taponamiento de unos 420 metros. Si bien dicho taponamiento esta puenteado por una galería secundaria por lo que la galería se prolonga casi cuatrocientos metros más, hasta un derrumbe impenetrable bajo el que brota el agua que abastece este sector de la mina. Por lo tanto  la zona explorada de la galería principal  tiene algo más de ochocientos  metros de desarrollo, siendo el resto de la mina galerías que portan a la principal. Tenemos posibles evidencias de que  la mina continua tras este taponamiento por la existencia de varios pozos  en superficie,  pero estos se encuentran  en el interior de la finca Viñas Viejas, por lo que estamos pendientes de los permisos necesarios para su exploración.
Hay otras  dos galerías  que aportan agua a este colector principal y que  se desarrollan hacia el noroeste. La primera a escasos metros del  inicio de la mina  que esta topografiada pero pendiente de estudio y que tiene una longitud explorada de casi quinientos metros, si bien hay algunas incógnitas que pueden elevar este desarrollo . Probablemente sea contemporánea a la galería principal. La segunda galería y  que aporta mayor caudal a la mina   conecta con la galería principal  a través de la galería de menores dinmensiones  que hace de puenteo. Tiene un desarrollo que supera el  kilómetro y  esta explorada sólo en parte, ya que la exploración se haya detenida en un pozo parcialmente taponado que no obstante se puede cortocircuitar por un pozo posterior. Pensamos que este sector puede corresponder a la última fase de ampliación de la mina.
Galería principal de la mina de Alcaudete
Las grandes e inusuales  dimensiones de galería  no son totalmente constantes en todo su trazado, existen  algunos tramos de menores dimensiones. Son más reducidas en el comienzo desde los molinos  donde las alturas no superan los 2,5 metros y  no se empieza a elevar hasta unos cien metros de iniciado el recorrido. También varía su altura  poco antes del taponamiento final  donde hay un tramo en que  la galería se reduce considerablemente llegando  a no tener más de un  metro . Esto se debe a que son   galerías realizadas en épocas posteriores y  que  cortocircuitan a la galería principal, siendo esto una prueba de que  la mina se reexcavó  algo más de un metro para igualar su cauce al nivel de un  manantial algo más profundo y más alejado. De hecho creemos que el  manantial original que abastecería la mina y que marca su fase más antigua  esta localizado unos cien metros antes del derrumbe  final, en una galería superior y  que a día de hoy esta completamente seca.
La galería que discurre desde este punto a los molinos  presenta a lo largo de todo su trazado  una línea de discontinuidad o relieve más o menos marcado situado a alturas que oscilan entre el  1,40 y 1,20  metros y que también coincide con la base de los muros de mampostería que sustentan los arcos de ladrillo y piedra  que describiremos más adelante y que no parece hecho por un nivel de agua sino por una  una reexcavación .
Los muros de mampostería están elevados sobre el lecho de la galería, lo que puede evidenciar una reexcavación.
En esta foto se aprecia una discontinuidad o relieve situado a 1,20 metros desde el lecho de la galería y que es coincidente con la elevación de los muros de mampostería.  
Cuando empezamos a explorar la mina ya pensamos que la gran altura de las galerías podría ser consecuencia de reexcavaciónes sucesivas a lo largo de los siglos  pero algunas evidencias nos hicieron ver que  la galería principal había sido excavada ya desde su origen a una  altura elevada. No obstante y  una vez que avanzaron las exploraciones encontramos otras nuevas evidencias como las ya enumeradas: galerías superiores “puenteadas”  , manantiales más altos  etc.  y  que parecían apuntar a que efectivamente se habría producido una reexcavación . Lo cierto es que esta posible reexcavación no superó en ningún caso la profundidad de 1,40 metros y si es así seguimos estando ante una galería excavada originalmente a más de tres metros de altura y esto es muy excepcional y por tanto seguimos manteniendo la teoría que asocia las grandes alturas a conseguir  almacenamiento y presión de agua. También resulta obvio , por las muchas evidencias, que la mina se  fue ampliando a lo largo del tiempo, bien por disminuir sus caudales iniciales o por una mayor necesidad de agua  y esto indica una prolongada y continuada utilización, seguramente de varios siglos.
Los pozos o  lumbreras  se distribuyen a distancias que en  el  principio de la galería son  algo arbitrarias, pero luego se adaptan a un patrón definido con muy poca variabilidad  de 17,7 metros que son  exactamente 12 pasos romanos “passus”,  un “passus” son 1.48 metros, 1.48 x12= 17.76 m. Exceptuando un caso en que esta longitud alcanza los  35,14 metros, que serían 24 passus (el doble).
Galería en parte natural y que  probablemente fuera  el manantial original que abastecería la mina y que está situado a unos dos metros sobre el lecho actual de la galería.
A los  trescientos metros de desarrollo desde el inicio de la galería y como ya hemos referido   encontramos una bifurcación a la derecha de menores dimensiones  y que es la que actualmente   aporta toda el agua a la mina y que, como hemos comprobado ,  cortocircuita o puentea a la galería principal. A partir de este cruce la galería  principal  discurre con las mismas dimensiones y características pero va progresivamente secándose, ya que el lecho  se eleva ligeramente   y  a los 120 metros de desarrollo  esta  completamente taponada. Las razones de este taponamiento y abandono  parecen debidas a una reconfiguración realizada en la mina para  derivar todo el caudal  por la pequeña galería precedente, posiblemente por mejorar la circulación del agua y nivelar alturas por un descenso de nivel de los manantiales que la abastecen  , lo que podría corresponder con esa posible reexcavación observada.
La galería principal  presenta lucernarios a distintas alturas y distancia . Además se  han excavado pequeños  huecos a ambos lados de la pared para facilitar la excavación en altura , lo que parece demostrar que la galería se excavó de abajo hacia arriba  para darle una gran altura. Los huecos pueden servir tanto para el apoyo de los pies como de costeros de madera. Otra detalle que hemos observado es que cada cierta distancia (que varía de una galería a otra) se han excavado hornacinas o huecos mucho más grandes que los lucernarios y a una altura inferior pero por encima del supuesto nivel de agua. Creemos que su función es la de depositar, víveres o vasijas con aceite para recargar los lucernarios.
Hornacina excavada en la roca , creemos que para  para depositar vasijas de aceite.
 En cuanto a los pozos son todos (menos tres)  de sección rectangular y con unas dimensiones  de unos 0,8 X 1,2 metros,  presentan también  huecos excavados en el lado más  estrecho, bien para el apoyo de los pies o de costeros de madera a modo de andamio  para facilitar  su excavación. A lo largo de la galería hemos encontrado   lo que a todas luces  parecen pozos a medio construir y que están  excavados  hacia arriba, estos  parecen detenerse  al alcanzar un estrato blando y de poca consistencia. Un poco más adelante de estos “intentos” vemos como sí se ha excavado un pozo completo. Esto es toda una novedad para nosotros ya que siempre habíamos pensado que los pozos se excavaban siempre desde arriba. Puede que este hecho también se deba a la relativamente poca profundidad que en este tramo tiene la galería que es de apenas siete metros. Para excavar desde abajo es necesario que la roca sea consistente y no este suelta por el peligro de derrumbe  por lo que creemos que en estos puntos donde aparece roca suelta  se ha adelantado el pozo unos metros más, hasta una zona más firme. Esto explicaría que en algunos puntos el patrón de excavación varía de los 17,7 metros a los 19, 20 ó 21 metros.

Pozo inacabado y  excavado desde el lecho de la galería (en este caso redondo).
 En cuanto a la orientación de  señales de los picos en la roca  para determinar los sentidos de excavación resulta  difícil en algunas zonas  porque la roca es blanda y esta muy erosionada por el paso de  grandes volúmenes de agua ,  en algunos puntos la pared se ha concrecionado recubriéndose de una capa caliza y borrando dichas huellas. Las huellas que encontramos son mayormente de picos de hierro, si bien también hay huellas de cinceles en algunos puntos, sobre todo en techos.
En donde existen huellas y son muy visibles  estas suelen ir   hacia el exterior, es decir hacia los molinos. Parece por tanto que ,al menos en la galería principal ,  primero se localizaban los manantiales y luego eran construidos los túneles, desde estos  hasta la salida de las aguas. Supongo que toda la excavación se haría en seco y una vez construidos los túneles estos se pondrían en carga conectándolos con el manantial. No obstante esto no sería siempre así ya que en la galería más larga (que va hacia el este) los últimos trescientos metros están  excavados claramente   hacia el manantial. Lo cierto es que  esta galería de la que hablamos  parece la última fase de la mina y esta construida con unos patrones algo distintos a las galerías principales.

En las galerías donde la roca es dura están perfectamente marcadas las huellas de los picos, lo que ayuda a determinar el sentido de excavación.
 En el primer tramo de  galería principal y a unos doscientos metros de iniciada la galería   hay una extraordinaria estructura de mampostería y bóveda de medio punto de ladrillo de  unos tres metros de altura por sesenta centímetros de anchura y  diez metros de longitud. Esta construida sin duda para contener materiales blandos o por el contacto con una gran oquedad natural  ya que sobre la bóveda de ladrillo se aprecia un gran espacio hueco. La zona central del arco (dobela) esta enlucida  con mortero. Los muros de sustentación arrancan  a 1,20 m. sobre el lecho de la galería (puede que originalmente llegara al suelo y con la citada reexcavación haya quedado elevada) están realizados con piedras de mediano tamaño procedentes de la excavación y unidas con mortero de cal. En cuanto a las piezas de ladrillo son muy interesantes porque pueden proporcionar una datación aproximada de la mina. Los arcos están elaborados con dos  tipos de ladrillos:
 Los ladrillos de base o sustentación de los arcos y muros que  son de unas dimensiones de 29,6X22X0,6 cm.,  ladrillos que también están presentes  en diferentes puntos de la galería como refuerzos de estructuras de mampostería o simplemente tapando huecos.  Y los ladrillos que forman la zona superior del arco que  son de 29,6X14,8X0,5 cm.

Galería revestida con estructura de mampostería y arco de medio punto de ladrillo , en la foto de  abajo, detalle de la bóveda.
  
En cuanto al mortero que los une, un primer estudio superficial evidencia que se trata de un mortero compuesto  de cal y una matriz de arena caliza que no es más que calcarenita molida. La cal esta completamente transformada en caliza lo que evidencia su antigüedad, de hecho más que mortero parece que se trate de concreciones calcáreas. No se aprecian en el mortero trazas  de  yeso u otros elementos inorgánicos ni orgánicos.
En esta  galería existen  marcas muy claras de niveles de agua que casi alcanzan  los techos y que prueban un régimen de inundación continuado , además hay taponamientos intencionados de fisuras y huecos  realizados con piedras y ladrillos, incluso hay una pared completamente  revestida hasta el techo, donde parece vislumbrarse una galería superior taponada. Veo claras intenciones de conseguir altura de agua. La galería lleva un rumbo  muy bien definido sin grandes quiebros ni curvas, sólo presenta un cambio de dirección a los 330 metros de desarrollo, donde gira al Noroeste. Por último cabe resaltar la existencia de la reexcavación de lo que parece un derrumbe situado a unos ciento veinte metros de iniciada la galería y que coincide estar bajo el cruce entre la carretera y el carril de acceso al cortijo,  lo que no debe ser casualidad. En este sector se han realizado dos pozos auxiliares situados a pocos metros  para extraer el material. Puede que la galería se colapsara por obras de pavimentación de carreteras  en épocas relativamente recientes. Hay que tener en cuenta que la mina fue utilizada en el S.XVIII. para abastecer molinos y necesariamente hubo de tener un mantenimiento. Un hecho que no cuadra es que si la mina se reexcavó algo más de un metro desde su tamaño original las alturas de las galerías iniciales sean la mitad ¿es que acaso estas no se reexcavaron? Puede que se hiciera así a drede para conseguir cierta retención de las aguas antes de su salida y  esto puede  cuadrar  si lo que se pretendía era  almacenar el agua. El estudio de las cotas de profundidad  entre pozos parece avalar esta hipótesis ya que  que cerca de la salida la pendiente del lecho de la galería se invierte  y parece ser ascendente.
Galería completamente taponada con piedras. En este caso se trata de  la galería principal puenteada en este cruce.
 La bifurcación que aporta  toda el agua de la mina empieza siendo una galería de pequeñas dimensiones,  de 0.60 cm. de ancho por 1,76 de altura y discurre sin lumbreras durante casi 150 metros, lo que es un hecho inusual si la relacionamos con la galería principal. Esta galería tiene la característica de ser un "puenteo" de la galería principal y además vemos como en este sector la roca es muy dura, lo que también puede tener algo que ver. En este caso la galería no es totalmente recta y presenta giros y cambios bruscos de dirección aunque al final el rumbo si que es constante. Al principio pensamos que podría deberse a que se excavaba siguiendo un cauce natural de agua pero hemos descartado esta hipótesis  y lo que ahora pensamos es que  se hizo así para frenar de alguna manera la velocidad del agua y evitar un excesivo desgaste de la galería. También encontramos varias galerías tapadas que yo llamo  “equivocaciones”.  Estas galerías están excavadas de medio metro a un metro por encima del lecho de la galería principal lo que sugiere que se quería  evitar la circulación del agua hacia ellas , bien porque se excavaron con la galería ya en carga  o porque la galería iba siendo excavada a un nivel superior y posteriormente reexcavada para ponerla en carga  una vez llegados al punto deseado (que puede ser una lumbrera),  se podrían reexcavar en sentido contrario hasta conectar con la corriente de agua y ponerla en carga. También puede simplemente ser por ahorrar trabajo y no excavar completamente hasta estar seguros de ir en el rumbo adecuado. Las galerías abandonadas están sellada con piedras. Las huellas de picos en esta zona  señalan un rumbo de excavación claro hacia el interior y los lucernarios están todos colocados en el lado izquierdo según avanzamos. A los ochenta metros de desarrollo se produce un cambio apreciable en  la altura de la galería que se eleva hasta casi los tres metros y el sentido de excavación cambia, estando ahora los lucernarios en el lado derecho y las señales de picos hacia el exterior. Es evidente que había dos equipos excavando hasta encontrarse en este punto. ¿Cómo se orientaban para unirse?, quizás siguiendo fisuras y cauces de agua preexistentes o por el sonido. Las “equivocaciones” a las que antes nos hemos referido pueden ser errores en la orientación que  luego fueron rectificados.
Galería excavada por encima del lecho de la galería y luego tapada con piedras ¿equivocación?
 Los lucernarios están muy juntos, a penas veinte centímetros,  y pegados al techo. También encontramos las grandes hornacinas destinadas seguramente a albergar provisiones  espaciadas por la galería. Existe la creencia,  en los estudios que hemos consultado sobre minería romana  de que los lucernarios tenían también una función de control de turnos de excavación y esto parece demostrado en esta galería donde la roca es muy dura y están tan juntos. Si cada vez que se agota una lámpara excavamos un lucernario, tendremos un control bastante exacto  de los tiempos simplemente contando lucernarios.
Avanzando unos treinta y cinco metros más desde el punto anterior llegaremos a un cruce. A nuestra derecha sale una galería con dirección este, que aporta un gran caudal de agua,   esta es,  por ahora, la galería  más larga explorada en la mina, ya que supera ampliamente  el kilómetro de desarrollo hasta culminar en un manantial. Es una galería morfológicamente distinta a la principal y  parece que fue excavada en una época posterior con objeto de  aumentar el caudal de la mina. En ella observamos patrones de excavación algo distintos, y tramos con galerías superiores. también encontramos tramos de galerías encavadas a 4 metros de altura alternados con tramos a alturas normales . En cuanto a las   distancias entre lumbreras  son más elevadas y van desde los 35 metros a los 41 metros,  medidas que también  pueden cuadrar con  patrones romanos. En este tramo no existen estructuras de ladrillo ya que la roca es muy firme y eso impide, de momento, una datación aproximada. Si bien hay sectores de la mina muy concrecionados por filtraciones de agua y en algunos puntos,  los grandes grosores de dichas formaciones apuntan a una gran antigüedad.
Volviendo a la galería que nos ocupa  y siguiendo el rumbo Noroeste que llevábamos alcanzamos una lumbrera o pozo de 9.5 metros de profundidad. Hemos recorrido 150 metros sin pozos desde la bifurcación de la galería principal. Desde este pozo la galería cambia y gira más al noroeste adquiriendo unas dimensiones de 4.5 metros de altura. Según nos indica la topografía hemos retomado la galería principal. De hecho del mismo pozo parte  una galería excavada  a un nivel superior y  que lleva  rumbo hacia la zona taponada por lo que estamos justamente en el “puenteo” de esta la galería. Las razones de este cortocircuito habremos de buscarlas  probablemente en un ajuste de niveles para que circule el agua  ya que no vemos evidencias de derrumbes y  la galería parece tapada a conciencia.
A partir de este punto encontramos frecuentes obras de refuerzo  ya que a veces el terreno es blando. Dichas obras de refuerzo  tienen características comunes  y es el uso material procedente de la misma excavación,  alternado con ladrillos y en algún caso tégulas. La morfología de la  galería es muy irregular en algunos sectores.
Galería completamente revestida con bóveda de piedras
 
Galería irregular parcialmente revestida
 Las estructuras que nos encontramos sucesivamente son primero dos revestimientos de mampostería de  unos seis metros de longitud y cuatro de altura. Como sucedía en la primera estructura rematada con ladrillo que ya hemos descrito los muros comienzan a 1,20 metros por encima del lecho de la galería. La primera de las estructuras tiene  la cubierta superior derrumbada y  la segunda se encuentra  en muy buen estado. Están compuestas por hiladas de piedras medianas  unidas con mortero de cal y rematada con grandes losas del mismo material  toscamente labradas. Estas grandes losas han tenido que ser colocadas desde arriba , desde un hueco superior de la galería, que esta abierta por uno de sus extremos y rellena de piedras por el contrario.
Unos veinte metros después de  estas dos estructuras encontramos un  gran muro de mampostería que cierra completamente la pared derecha , construido también con hiladas de piedras y elevado 1,40 metros sobre el lecho. En esta ocasión parece que se ha utilizado arcilla para unir las piedras y entre estas se han colocado algunas piezas de ladrillo de la misma tipología que los de los arcos y que podrían haber sido colocadas  para sustentar algún tipo de andamiaje y  facilitar la construcción de la zona superior.
Gran muro de mampostería  consolidado con arcilla. En la imagen se aprecia un ladrillo que podría ser un soporte para un andamiaje.
 Estas  estructuras, de las que hay varias a lo largo de la galería,  parecen destinadas a contener betas de arcilla o taponar grandes huecos naturales. También encontramos ladrillos colocados en fisuras y huecos simplemente empotrados y sin ningún tipo de mortero  cuya finalidad parece simplemente la de tapar o contener  betas de material blando. La galería continua con las mimas características unos cincuenta metros  hasta  que en la base de un pozo encontramos  una de las zonas más curiosas e interesantes de la mina. Es una galería superior que discurre a un par de metros  por encima de la galería principal  y que esta completamente revestida con piedras y mortero.
Detalle del muro de mampostería y del mortero
Ladrillos empotrados en una fisura en la pared
 A la entrada de esta  galería hay una cámara  que parece originariamente  natural y que ha sido revestida en parte. Entre las piedras que forman el muro encontramos algunas tégulas y restos de ladrillos que han sido usados de relleno. También encontramos algunos restos cerámicos que parecen de tipología romana. La galería artificial tiene unas dimensiones medias de 40 cm. de anchura por 1,60 metros de altura (aunque creemos que esta no es la altura original ya que esta parcialmente rellena de escombros) y ha sido claramente construida desde arriba. Es similar a las anteriores que existen en la galería sólo que a parte de ser mas estrecha y tener menos altura tiene mucho más desarrollo. Como ya hemos comentado esta parcialmente colmatada por material que parecen restos de excavación, probablemente de la galería que excavaron para puentearla. Por esta galería podremos progresar unos veinte metros hasta un tapón impenetrable. Parece construida aprovechando una cavidad natural preexistente. A la zona superior de esta galería se puede acceder por un hueco situado unos metros más adelante siguiendo  la galería principal y donde se puede comprobar como efectivamente se trata de una galería natural. Creo que en esta zona se limitaron a revestir un cauce preexistente de agua. De hecho las galerías artificiales  contactan en algunos puntos con galerías naturales, en la mayoría de los casos se han tapado salvo en un caso en que se ha dejado abierta  siendo una galería penetrable y que esta pendiente de topografiar y estudiar.

Trazado topografiado hasta la fecha   de la mina de Alcaudete que alcanza los 2.800 metros,
 Este sector que hemos descrito esta taponado y puenteado por una galería inferior que es por la que discurre el agua actualmente, lo que es la prueba de una reexcavación desde un nivel inicial representado por la galería artificial. La galería inferior que puentea a esta tiene una altura media de 2,5 metros cuando la que llevábamos hasta este punto alcanzaba los 4 metros. De hecho una vez superado este tramo de puenteo, que tiene unos 35 metros recuperamos la altura que llevábamos de 4 metros.  Es en este nuevo sector donde encontramos una nueva estructura de mampostería rematada con arco de medio punto de ladrillos. Tiene unas dimensiones casi idénticas a la estructura anterior y esta ejecutada de la misma forma y también esta elevada  algo más de un metro sobre el lecho de la galería, por supuesto también con la misma tipología de ladrillos y mortero 
Galería artificial realizada en una cavidad natural que ha sido taponada y puenteada por una galería inferior

Interior de la galería artificial que ha sido puenteada.
Tras cruzar esta bóveda  la galería continúa con las mismas dimensiones hasta que recorridos unos treinta metros  llegamos a un sector  donde la galería cambia substancialmente y que podría corresponder a una ampliación de la galería original ,  ya que es aquí donde encontramos el manantial seco situado sobre el cauce actual y puede  ser el punto donde naciera en un primer momento la mina. Esta galería superior esta comunicada con el exterior por un pozo, es en parte natural  y tiene un  desarrollo de unos treinta  metros , culminando en un manantial seco. Esta  puenteada por una galería inferior de apenas un metro de altura y   que conecta tras recorrer unos venticinco metros con un sector de la mina muy peculiar. Lo que nos encontramos ahora  es una galería de unos 2,5 metros de altura media y la anchura normal de entre 0,60 y 0,70 cm. Lo característico de la misma es que es una galería que va dando constantes quiebros y presenta un alto grado de erosión . Se aprecian algunos derrumbes en techos y paredes y labores de desescombro recientes. Creo que esta peculiar morfología es debida a intentar retener la velocidad de la corriente de agua   y así paliar la erosión de las paredes.  Este nuevo tramo de galería culmina, tras   unos cincuenta metros, en un derrumbe por el que brota el agua entre los bloques. En principio no sabemos a ciencia cierta si tras este derrumbe esta el manantial que da origen a la mina o continua la galería. Por encima del agua y entre los cascotes  se observa un arco excavado en la roca con una destreza que no es habitual en el resto de la mina y que no es el inicio de una galería sino el acceso a una especie de cámara de la que sale el agua, ¿un arca de agua?.
Galería previa al derrumbe final donde se aprecian obras de desescombro recientes por derrumbes del techo
Curioso arco de factura algo más elaborada y situado en la zona inferior del derrumbe al final de la galería
  El sector de la mina que hemos descrito tiene un desarrollo de unos ochocientos metros  y la mina en total supera ampliamente  los tres mil  metros. Esto da idea de lo mucho que aún queda por investigar. Una vez concluidas las topografías continuaremos desarrollando los  muchos trabajos de investigación que confirmen o desmientan las teorías que tenemos sobre como se construyó este formidable acueducto subterráneo.

Planta de la galería principal de la mina de Alcaudete. Estan marcados todos los pozos (puteis), un total de 37 y las galerías de puenteo marcadas en rojo. 




1 comentario:

  1. Por si fuera interesante o de utilidad para ti o para los lectores de tu web, tengo publicado el siguiente blog:
    http://plantararboles.blogspot.com
    Se trata de una manual breve y sencillo para que los amantes del monte y del campo podamos reforestar, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.

    Salud,
    José Luis Sáez Sáez

    ResponderEliminar